Entradas

En alguna ocasión, las mujeres que tenían oportunidad de trabajar en una agencia de publicidad como ilustradoras, completaban las florituras, marcos o adornos de los dibujos con escenas en miniatura a modo de rebeldía.

Surgieron voces que empezaron a preguntar en público si ‘hacer excursiones en bicicleta’ era un comportamiento propio de una dama o si su “falta de habilidades naturales” no hacían que el uso femenino de la bici fuera un peligro.