Si vas a calatayud

Pregunta por La Dolores,
que es una chica muy guapa
y amiga de hacer favores.

[Dice la famosa copla]

Dice la leyenda que una muchacha de Calatayud se ganaba la admiración de los mozos gracias a su belleza, alegría y buena disposición a hacer favores.

También dice la leyenda que pronto su fama, volviéndose en su contra, hizo que tuviese que huir del pueblo para alejarse de las burlas de sus vecinos. Pero allá donde fuese siempre le perseguiría la famosa copla.

Termina la leyenda diciendo que el escritor José Feliú y Codina oyó un cantar a un ciego en la estación de tren de Binéfar (Huesca), y que éste había improvisado la copla después de que una muchacha muy amable le diese limosna en Calatayud.

La verdadera historia es bien distinta a la leyenda. Es probable que el ciego no mintiese en su cantar, y que La Dolores fuese una muchacha amable, sin embargo el sentido que se le dio a la palabra “favores” deja entrever una intención distinta a lo que hubiese sido la copla original.

Todo ello unido a las envidias de las gentes y las malas intenciones de algunos, hizo que el cantar se extendiese, haciendo a Calatayud conocido por La Dolores y su copla.

la dolores un viaje en el tiempo

La Dolores

El 25 de abril de 2015, la asociación cultural El Juglar decide estrenar “La verdadera historia de La Dolores“, una obra teatral sobre la juventud de Dolores Peinador Narvión, basada en las investigaciones de Antonio Sánchez Portero.

Tras llenar las dos sesiones consecutivas, repetirla varias veces y moverla entre los festivales de Teatro Amateur más importantes de Aragón, deciden dar un paso más allá y plantear la idea de convertir el casco histórico de Calatayud en la ciudad en la que vivió La Dolores.

El ayuntamiento de Calatayud, que ya había apoyado previamente la producción de la obra teatral, vuelve a sumarse a esta nueva propuesta. El resultado sería la I edición de “La Dolores un viaje en el Tiempo” a finales de septiembre de 2016.

Un Viaje en el Tiempo

“La Dolores, un viaje en el Tiempo” está organizado por la asociación El Juglar junto al departamento de Cultura del Ayuntamiento de Calatayud.

El proyecto quiere poner en valor la figura de La Dolores y todo el patrimonio cultural bilbilitano del siglo XIX, desde recreaciones históricas, artesanía de la época y música folclórica entre otras. Más de 20 asociaciones y agrupaciones de Calatayud participan realizando los distintos actos.

Además, otro de los objetivos del proyecto pretende recuperar el tradicional mercado de productores locales agroalimentarios situado en la Plaza de España, centro del casco histórico de la ciudad.

El fin último es poder decirle a todo el que nos visite que: “si vas a Calatayud, no olvides preguntarnos por La Dolores