Curiosidades y datos históricos sobre el siglo XIX

Surgieron voces que empezaron a preguntar en público si ‘hacer excursiones en bicicleta’ era un comportamiento propio de una dama o si su “falta de habilidades naturales” no hacían que el uso femenino de la bici fuera un peligro.

Hoy en día es raro recibir una felicitación o postal navideña, y más raro aún es enviarlas. Actualmente el correo electrónico, SMS y WhatsApp son las únicas felicitaciones que recibiremos, salvo algún afortunado que todavía sigue tan bonita tradición casi perdida.

En cada edición se pretende afinar más los detalles que hagan de este evento una recreación de calidad y de todos los bilbilitanos.

Darío Pérez recibió una carta de Bretón diciéndole que deseaba ir a Calatayud de incógnito para escuchar la jota de una Rondalla en la calle.

Los peinados en la mujer aragonesa del siglo XIX se realizaban recogiendo el cabello en moños de diferentes tipos, muy pulidos y sobre todo sin flequillo.

“Bernarda tienes 21 años y todavía sin casar. O buscas hombre que te haga mujer de su casa, o te vas directa al Convento”.

“El 15 de mayo se presentó, la desarropó el pecho y se echó encima diciendo a la Francisca que se saliera” Testimonio de una mujer

A pesar de no contar con redes sociales ni móviles en el siglo XIX, las andanzas e historias corrían como la pólvora de pueblo en pueblo por la geografía española.

Con el paso del tiempo son muchos los oficios que han desaparecido a lo largo de los años o incluso han sido sustituidos por máquinas.