Hoy en día es raro recibir una felicitación o postal navideña, y más raro aún es enviarlas. Actualmente el correo electrónico, SMS y WhatsApp son las únicas felicitaciones que recibiremos, salvo algún afortunado que todavía sigue tan bonita tradición casi perdida.

Los peinados en la mujer aragonesa del siglo XIX se realizaban recogiendo el cabello en moños de diferentes tipos, muy pulidos y sobre todo sin flequillo.

Con el paso del tiempo son muchos los oficios que han desaparecido a lo largo de los años o incluso han sido sustituidos por máquinas.