“Me veo en la obligación penosa de notificar a usted que dicha obra no puede publicarse por la Fundación ni tampoco por el CEB”

Un repaso a La Dolores como marca de Calatayud y al tabú que supuso y sigue suponiendo. Un análisis de la fama del “cuidado si vas a Calatayud y preguntas por La Dolores”

La II edición de La Dolores, un viaje en el tiempo ha superando todas las espectativas. La afluencia de visitantes ha crecido este año.

Darío Pérez recibió una carta de Bretón diciéndole que deseaba ir a Calatayud de incógnito para escuchar la jota de una Rondalla en la calle.

Lo que no encontré de recibo fue que lo hiciera sacando a la palestra a una supuesta “nieta” de nuestra Dolores, recordando la infausta copla: “Si vas a Calatayud, pregunta por La Manuela, que es nieta de La Dolores, y más puta que su abuela”

“me voy afianzando en la convicción de que no hemos sabido los bilbilitanos afrontar este tema de la manera más adecuada a los intereses de Calatayud. Todo lo que hemos hecho hasta hace bien poco es adoptar una postura de culpa, ¿por qué?

Si vemos con otros ojos la leyenda de La Dolores, observaremos que más que una mujer maltratada por la copla tenemos delante a una heroína. Una mujer que fue capaz de hacer su vida en base a sus propias convicciones