Los peinados en la mujer aragonesa del siglo XIX se realizaban recogiendo el cabello en moños de diferentes tipos, muy pulidos y sobre todo sin flequillo.

Este nuevo montaje teatral pretende a su vez hacer una crítica a la sociedad machista de la época y ensalzar el papel de la mujer.

La discriminación que han sufrido las mujeres se ha manifestado en aspectos económicos, políticos y en el acceso a la cultura y educación.

Lo que no encontré de recibo fue que lo hiciera sacando a la palestra a una supuesta “nieta” de nuestra Dolores, recordando la infausta copla: “Si vas a Calatayud, pregunta por La Manuela, que es nieta de La Dolores, y más puta que su abuela”

“me voy afianzando en la convicción de que no hemos sabido los bilbilitanos afrontar este tema de la manera más adecuada a los intereses de Calatayud. Todo lo que hemos hecho hasta hace bien poco es adoptar una postura de culpa, ¿por qué?